Alimentos para una dieta blanda

Lista de alimentos para una dieta blanda. Hay muchas razones por las que podría optar por seguir una dieta blanda. Si su médico se la ha recetado, o simplemente encuentra que los alimentos ácidos o picantes irritan su sistema digestivo, es útil saber qué alimentos se suelen incluir en un menú de este tipo.

 

Alimentos que puede comer en una dieta blanda

 

Si sigue esta dieta, sin dudas debe pedir a su médico o nutricionista una lista de los alimentos recomendada por ellos. Es mejor no adivinar qué comidas son suaves y cuáles no, ya que esto no es siempre evidente. También es importante no eliminar aquellos alimentos que contengan vitaminas y minerales importantes.

 

Productos lácteos

Estos productos en general se consideran alimentos blandos.

 

  • Leche – De todo tipo, incluyendo natural, semi, descremada o suero de leche.
  • Queso – De cualquier tipo. Algunas dietas blandas eliminan los quesos grasosos según el tipo de malestar digestivo o estomacal que experimente. Los quesos amarillos tienden a contener más grasa que los blancos.
  • Yogurt – De sabores o natural, pero hay que tener en cuenta que algunas frutas pueden afectar la digestión.
  • Helado – Debido su contenido graso, algunas dietas lo excluyen por completo. Otras lo permiten con moderación o aceptan aquellos que no contengan frutos secos o ciertos tipos de frutas.

 

Alimentos proteicos

 

Aunque las carnes grasas y fritas están fuera de límites de la dieta, igualmente es importante comer algo de proteína. Aquí hay algunos tipos de proteínas que puede consumir:

 

  • Pescados – Muchos tipos, como el arenque, el bacalao y la trucha.
  • Carne asada o a las brasas – Algunas dietas incluyen carnes rojas, pero por lo general prefieren carne magra de pollo, cerdo o pavo.
  • Mantequillas de frutos secos – Dependiendo del tipo de problemas digestivos que tenga, productos como mantequilla de maní o almendra mantequillas podrían ser aceptables . Consulte con su médico.
  • Productos de soja – tofu, yogurt y leche.

 

Frutas y verduras

Este grupo de alimentos en particular puede ser difícil para cualquiera que siga una dieta blanda. Para obtener una lista completa según su caso particular, hable con su médico o dietista. Mientras tanto, aquí hay algunas frutas y verduras que por lo general se consideran seguras para el consumo.

 

  • Frutas en conserva – Se considera que casi todas las frutas enlatadas son aceptables.
  • Verduras cocidas – El proceso de cocción puede disminuir la acidez de muchas verduras. Zanahorias, guisantes y calabazas se pueden incluir en la dieta.
  • Jugos de frutas o vegetales – Jugos de apio, zanahorias y manzanas son normalmente recomendados en vez de otros más ácidos como de naranja, tomate y uva.

 

Carbohidratos

 

A diferencia de la mayoría de las dietas saludables, la gente que siga esta dieta debe consumir menos fibra. Considere el uso de estos carbohidratos en su dieta:

 

  • Harina de avena – En algunos casos, su médico o nutricionista puede sugerirle avena. Sin embargo, esto varía según su malestar.
  • Panes y pastas de harina blanca – La mayoría de las dietas enfatizan el uso de grano entero y pan y pastas de trigo integral, debido a su mayor contenido de fibra. Sin embargo, las personas que sufren trastornos digestivos querrán evitar estos alimentos.
  • Patatas – Todos los tipos.
  • Cereales bajos en azúcar – Una vez más, debe elegir cereales básicos sin fibra añadida.

 

Consejos a tener en cuenta

 

Cualquiera sea el motivo para seguir este tipo de dieta, hay ciertas cosas que debe recordar:

 

  • No consuma alcohol.
  • Evite alimentos grasoso, especialmente en carnes.
  • Elimine las frituras.
  • Usualmente se permiten productos lácteos, pero es probable que no sea recomendable la ingesta de bebidas o productos lácteos con sabor a chocolate.
  • La mayoría de las dietas prefieren alimentos blandos en vez de ricos en fibra. Esto ayuda a la digestión.

 

Consulte a su médico antes de cambiar su dieta

 

Si va a comenzar una dieta blanda, asegúrese de consultar con un profesional en medicina o nutrición. Debe asegurarse de que su nueva plan alimentario le seguirá proporcionando una nutrición equilibrada; esto impedirá que desarrolle deficiencias vitamínicas riesgosas u otras enfermedades que afecten negativamente su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *