Beneficios de la dieta del Ayuno.

En este artículo hablaremos de las propiedades cardiovasculares y preventivas que posee la dieta del ayuno. Si usas las 500 a 600 calorías sabiamente en los días de ayuno, es probable que consumas muy pocas calorías de grasas saturadas, y elegirás alimentos ricos en fibra como frutas y vegetales, lo que está de acuerdo con la definición de una dieta saludable para el corazón ampliamente aceptada por la comunidad médica, que mantiene niveles de colesterol y presión sanguínea a punto, así como mantienen a las enfermedades cardíacas alejadas de tu cuerpo.

¿Puede prevenir o controlar la diabetes?

Podría llegar a ser una opción viable para la prevención de la diabetes tipo 2

Efectos secundarios de la dieta del Ayuno

Algunas de las contraindicaciones en esta dieta de ayuno resulta en que hay muchos grupos de personas que no deben ayunar, incluyendo mujeres que quieren quedar en embarazo, mujeres embarazada, niños y adultos con diabetes tipo 1, con desórdenes alimenticios o que de por sí son delgados. Además, aquellas personas con problemas de salud o que consumen medicamentos deberían consultar con sus médicos antes de comenzar con esta dieta.

La dieta del ayuno y sus propiedades nutritivas.

Grasas. Las recomendaciones gubernamentales dicen que del 20 al 35% de las calorías diarias provienen de las grasas. Un menú de ejemplo diario tomado de “La Dieta de Ayuno” provee un 40%. El menú de ejemplo está orientado a los días de ayuno.

Proteína. En el menú de ejemplo, el 17% de las calorías provienen de la proteína, lo que cumple con la recomendación del gobierno, de 10 a 35%.

Carbohidratos. El gobierno recomienda que de 45 a 65% de las calorías diarias provienen de los carbohidratos. La dieta de ejemplo provee cerca de 45% en un día de ayuno.

Sal. La mayoría de los norteamericanos consumen demasiada sal. Se recomienda un máximo diario de 2300 miligramos de Sodio, pero si tienes 51 años o más, o eres un afroamericano, o tienes hipertensión, diabetes o insuficiencia renal crónica, tu límite es 1500 miligramos. La dieta de ejemplo te aporta tan solo 262 miligramos.

Otros nutrientes esenciales. Las Guías Dietarias de 2010 los llaman “nutrientes de interés” ya que muchos norteamericanos consumen muy poco de alguno o algunos de ellos:

Fibra. Obtener la cantidad diaria recomendada – 22 a 34 gramos para adultos – te ayuda a sentirte lleno y fomenta una digestión apropiada. En esta dieta se recomiendan vegetales, frutas habas y granos integrales (todos son fuentes importantes). La dieta diaria de ejemplo te provee de unos 14 gramos.

Potasio. Una cantidad apropiada de este importante nutriente, de acuerdo con las Guías Dietarias de 2010, controla la capacidad de la sal para subir la presión sanguínea, disminuye la pérdida ósea y reduce el riesgo de desarrollar cálculos renales. Pero no es tan sencillo adquirir los 4700 miligramos recomendados a partir de los alimentos (las bananas tienen un alto contenido de potasio, sin embargo tendrías que comerte 11 al día). La mayoría de los norteamericanos consumen muy pocas cantidades de potasio. El menú diario de ejemplo no es suficiente, al solo aportar 950 miligramos.

Calcio. Es esencial no solo para formar y mantener los huesos, sino también para el funcionamiento apropiado de los vasos sanguíneos y los músculos. Muchos norteamericanos no consumen lo suficiente. Las mujeres y cualquier persona mayor de 50 años deberían esforzarse especialmente por cumplir con las recomendaciones gubernamentales de 1000 a 1300 miligramos por día. El menú de ejemplo te provee de 529 miligramos.

Vitamina B-12. Los adultos deben consumir 2,4 microgramos de este nutriente altamente importante para un metabolismo celular adecuado. Pescados como el salmón y la trucha, junto con los huevos y el yogurt, son fuentes importantes. El menú de ejemplo provee unos 2,1 microgramos.

Vitamina D. Los adultos que no se exponen lo suficiente al sol, tienen que obtener los 15 microgramos recomendados por el gobierno de los alimentos o de suplementos para disminuir el riesgo de fracturas. el menú de ejemplo aporta 3,3 microgramos.

¿Qué tan fácil es seguir un régimen de ayuno?

Depende. El hecho de bajar drásticamente el consumo de calorías en los días de ayuno puede ser un desafío. Pero durante cinco días de la semana no tendrás que seguir ninguna regla.

Conveniencia: La simplicidad de la dieta del ayuno la hace bastante conveniente, dado que puedes contar las calorías y detenerte. El mayor inconveniente está en la premisa misma de la dieta: ignora el hambre y consume pocas calorías en dos días de la semana.

Llenura: Los expertos nutricionistas son muy claros en la importancia de la saciedad, la sensación de satisfacción al saber que has comido lo suficiente. Sin embargo, hay una alta probabilidad de que, al menos al inicio de la dieta, no te sientas lleno en los días de ayuno.

¿Esta dieta para perder peso permite restricciones y preferencias?

La mayoría de los dietistas pueden personalizar la dieta del ayuno a sus necesidades:

  • Puedes hacer que tu dieta sea vegetariana o vegana con sutiles cambios como reemplazar todos los productos animales por opciones que se acomoden a tu régimen.
  • Puedes lograr que tu dieta sea libre de gluten, si tus opciones alimentarias están certificadas como libres de gluten.
  • Se puede lograr que sea baja en sal, pero debes revisar la información en las recetas y monitorizar tu consumo de sodio.
  • Claro que puedes usar únicamente ingredientes Kosher.
  • Y sí, puedes adaptar tu dieta a los parámetros del Halal.

¿Se debe hacer ejercicios para bajar de peso con esta dieta?

La Dieta de Ayuno solo es un patrón de alimentación, lo que no significa que no deberías hacer ejercicio. Ser físicamente activo disminuye los riesgos de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes, ayuda a mantener un peso ideal e incrementa los niveles de energía. Muchos expertos sugieren al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día (como caminar aprisa) en casi todos, o en todos los días de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *