Caminar para adelgazar ¿Cuántas calorías quema?

Caminar es una excelente forma de ejercitarse. Aparte de un par de tenis confortables, no se requiere ningún equipo especial. Puede volverse parte de la rutina diaria fácilmente. No hay que ir a un gimnasio: es gratis y los beneficios son notables.

Caminar es un ejercicio de bajo impacto pero, como implica esfuerzo especialmente en la parte inferior del cuerpo, incrementa la densidad ósea. Comparado a otros ejercicios y deportes, prácticamente no causa lesiones. Casi cualquier persona puede hacerlo.

Por supuesto, en caso de condiciones médicas como problemas coronarios o presión arterial alta, o si no se ha hecho ningún tipo de ejercicio por algún tiempo, es recomendable escuchar la opinión de un médico antes de iniciar rutinas. Se requiere poco sentido común para ver que caminar mejora la salud, provee energía y brinda bienestar general.

Algunos de los beneficios de caminar regularmente son:

  • Reduce peso y grasa.
  • Reduce la presión arterial.
  • Reduce la probabilidad de sufrir ataques cardiacos y derrames.
  • Bienestar mental: caminar reduce la ansiedad y la depresión.
  • Reduce el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.
  • Produce energía: se siente menos cansancio.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Mejora el funcionamiento de corazón y pulmones.

Se trata de una lista impresionante de beneficios a partir de un ejercicio que es gratuito, puede realizarse por casi cualquier persona, puede incluirse en la rutina diaria de forma relativamente fácil y puede disfrutarse enormemente. Y el ejercicio tampoco tiene que ser muy exigente. Caminar al menos media hora diaria puede traer beneficios duraderos rápidamente.

¿Cuántas calorías se queman caminando?

Esta es una pregunta común, y la respuesta es que depende.

Depende del peso de cada uno, la temperatura, el terreno sobre el que se camina (difícil, suave, empinado, etc.). Pero lo más importante es la distancia que se recorre.

Un paseo suave de 8 km quema aproximadamente la misma cantidad de calorías que recorrer la misma distancia trotando. Pero acelerar la velocidad tiene ventajas, por ejemplo aumentar el ritmo cardíaco para obtener beneficios cardiovasculares extra. Pero si usted no quiere o no puede hacerlo por alguna razón médica, de todos modos los beneficios de caminar sosegadamente son amplios siempre y cuando el ejercicio se realice regularmente.

8 km equivale a 10.000 pasos aproximadamente. Si usted puede hacer esto varios días a la semana, pronto verá los beneficios: menos peso y más bienestar.

Es mucho mejor empezar suavemente e ir aumentando el esfuerzo. Hay muchas opciones disponibles. Opte por caminar hacia el supermercado en vez de ir en automóvil. Tome las escaleras en vez del ascensor. Haga una caminata corta después de almorzar. Se sorprenderá de lo bien que se sentirá al poco tiempo de haber iniciado el ejercicio regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *