Dieta de la miel para bajar de peso

Dieta de la miel para perder peso. La mayoría conoce los beneficios estéticos de la miel, pero quizás no sabían que la miel es un ingrediente eficaz para perder peso. De acuerdo a un estudio, podrías bajar una talla en aproximadamente tres semanas, simplemente tomando una cucharada de miel antes de acostarse. ¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Aquí explicamos por qué la miel funciona para adelgazar.

¿En qué consiste la dieta de la miel?

El creador de esta dieta, Mike McInnes, descubrió que los atletas que consumían alimentos ricos en fructosa, como la miel, quemaban muchas más grasas y también aumentaba sus niveles de resistencia. La miel actúa como un combustible para hacer que el hígado produzca glucosa. Esta sustancia mantiene altos  los niveles de azúcar en el cerebro y obliga a liberar hormonas para quemar grasa.

Para beneficiarse de la dieta de la miel, sólo debes sustituir tu consumo de azúcar por miel, durante todo el día, y debe tomar tres cucharadas de miel con agua caliente todas las noches antes de acostarte. Combina esto con un régimen de ejercicio (intenta y hazlo tres veces a la semana) y notarás una considerable disminución en tu peso. Este estudio demostró que el mecanismo cerebral que causa los antojo de azúcar pueden suprimirse por completo con esta rutina de miel.

¿Cómo funciona la dieta de la miel?

Según McInnes, la mayoría de nosotros lucha para bajar de peso por consumir demasiada azúcar y alimentos procesados. Se toma miel antes de dormir, y durante las primeras horas de sueño el cuerpo comienza a quemar más grasa. Al ir un paso más allá y sustituir toda azúcar refinada de su dieta y cambiarla por miel, reequilibras la señal cerebral que te tienta a consumir cosas más dulces.

Los resultados de la dieta de la miel han sido considerables, pero recuerda que debes mantener estos puntos en mente:

Reemplaza toda azúcar por miel: Elimina el azúcar de tu dieta, y esto también incluye edulcorantes artificiales. Agrega miel al té, café y cereales en lugar de azúcar refinada. Pon atención sobre lo que cocinas para que allí tampoco uses azúcar.

Evitar la comida chatarra: Esta es comida procesada que contienen calorías huecas. Para beneficiarse totalmente de la dieta de la miel dejar de consumir chatarra.

Opta por carbohidratos no refinados: El harina blanca refinada en pastas o arroz blanco puede causar un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Prefiere el harina integral, ya que es buena para la digestión y te mantendrá satisfecho durante más tiempo.

Consume proteínas: Mantén un consumo proteico leve pero asegúrate de consumir proteínas en cada comida, ya que te mantendrá satisfecho y también evitará un aumento de azúcar en la sangre, que lleva a tener antojos.

Ten cuidado con las frutas: Las frutas son una opción conveniente mientras haces dieta, pero recuerda que la mayoría de ellas son altas azúcar y pueden obstaculizar la dieta de la miel. Puedes reducir su consumo o bien optar por frutas bajas en carbohidratos como berries o ruibarbo.

Nada de patatas: Cualquier forma de patata pueden causar que los niveles de insulina en el cuerpo aumenten. La dieta de la miel requiere que se evite el consumo de este tubérculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *