Leche descremada vs. Leche de soya: ¿cuál es mejor para adelgazar?

La leche de soja (o soya) fue ideada para proporcionar una versión sin lactosa de productos lácteos, como la leche descremada. A pesar que la leche de soja se acerca a la leche de vaca en muchos aspectos, la leche desnatada sigue siendo la mejor opción basado en su contenido nutricional y sus beneficios para la salud.

Comparación entre la descremada y de soja.

Ambas opciones contienen altos niveles de calcio y vitamina A, además de una cantidad moderada de proteínas por porción. Los azúcares de la leche de soja y la  descremada contienen un bajo índice glucémico, lo que significa que no suben repentinamente los niveles de insulina. Esto ayuda a regular el nivel saludable de azúcar en la sangre, manteniendo al mismo tiempo la función metabólica adecuada.

Ambas variables contienen vitaminas del grupo B como riboflavina y ácido fólico, que ayudan a regular el funcionamiento normal de los musculas, su reparación y crecimiento.

Además contienen cantidades limitadas de colesterol y grasas. La leche descremada contiene sólo residuos de grasa, es decir bajo los 0 gramos como aparece en las etiquetas de información nutricional, aunque esta etiqueta seguirá indicando que alrededor del 4 de un total de 90 calorías provienen de la grasa.

Diferencias entre la leche desnatada y la leche de soja

La leche de soya no contiene vitamina C , mientras que la leche descremada contiene aproximadamente el 4% de la cantidad a consumir recomendada. La leche descremada también tiene un gramo más de proteínas que la de soja. La descremada se queda detrás en el contenido de hierro, pero permanece por delante en las categorías de vitamina A, C y en calcio.

La leche de soja tiene mucha más vitamina B-12 en comparación con la descremada. Este nutriente ayuda a obtener energía a partir de nuestras fuentes de alimentos mientras que metaboliza las calorías de los alimentos en energía muscular para utilizar. Además también contiene más ácido fólico que la alternativa láctea, un nutriente que juega un rol similar en el cuerpo.

La leche de soja contiene casi el 30% de la ingesta diaria necesaria de vitamina D, mientras que la descremada normal no incluye nutriente, aunque muchas empresas venden una variable de leche enriquecida con esta vitamina.
Debate sobre sus beneficios para la salud

La diferencia clave que hace que la leche descremada sea la opción más saludable y más segura deriva del debate en torno al ingrediente de la soja. La leche de soja y sus productos derivados han demostrado que alteran la producción y la función hormonal independiente del sexo, y debe saberse que dependemos en gran medida del balance hormonal para ayudarnos a tomar acciones cotidianas y llevar nuestras funciones normales.

Estos productos también han ganado una atención negativa después de que estudios intentaran demostrar sus efectos cancerígenos en pacientes de prueba. Algunos estudios demostraron que el consumo de soja aumentaba la probabilidad de que mujeres desarrollen cáncer de mama, aunque otros estudios similares han demostrado unos resultados exactamente opuestos .

Esta incertidumbre ha hecho que varios consumidores hayan abandonado la soja, y han hecho de la leche descremada y otras opciones lácteas sus preferencias. Con el tiempo otras investigaciones demostrarán si es o no la planta de soja un riesgo para la salud a largo plazo, además de sus efectos secundarios. No obstante, actualmente muchas personas sienten como la falta de información hace que eviten los productos derivados de esta planta .

La leche descremada también ha tenido publicidad negativa, por contener una alta cantidad de lactosa. Las personas que intolerantes a ella suelen optar por las variables de soja, de almendras o de arroz en lugar de las variedades lácteas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *