Propiedades de la papaya para adelgazar.

Algunos beneficios de comer papaya. Si eres como yo, probablemente has comido una papaya sin tener en mente los beneficios que tiene esta fruta. Probablemente solo sentiste su dulzura, su consistencia similar a la mantequilla y terminaste ahí. Obviamente sabes que es una fruta y asumes correctamente que es buena para ti. Sin embargo, debes saber que los beneficios alimentarios de esta fruta van mucho más allá ser una fuente de vitamina C.

Contiene antioxidantes

Uno de los beneficios de comer papaya es que ayuda a prevenir el cáncer. Es una fuente rica en antioxidantes que el cuerpo necesita para luchar contra las células cancerígenas. La vitamina C, E y los beta-carotenos son antioxidantes que previenen todo tipo de cáncer. Es por esto que incluir una porción diaria de papaya a tu dieta puede disminuir los riesgos de desarrollar esta enfermedad.

Se utiliza para tratar trastornos digestivos

La papaya es una excelente fuente de enzimas proteolíticas, que son muy importantes para la digestión. La más importante de las enzimas que contiene es la papaína, que descompone las proteínas en los alimentos, permitiendo una mejor digestión. Se prescribe la papaína dentro de las enzimas digestivas para tratar a personas con fibrosis quística o enfermedades pancreáticas; éstas actúan produciendo en sus cuerpos lo que ellos mismos no pueden producir. Comer esta fruta también es beneficioso porque la papaína tomada oralmente sirve para trastornos digestivos menos graves tales como hinchazón y la indigestión crónica. En estos casos se extrae la enzima, se seca y se vende en tabletas.

Aumenta la virilidad masculina

Otra gran ventaja de la papaya es que da un impulso a la virilidad masculina. La fruta contiene una enzima llamada arginina, conocida en la comunidad médica por aumentar el flujo sanguíneo en la zona genital del hombre. Lo que hace es inyectar ácido nítrico en el cuerpo, lo que relaja los músculos que rodean los vasos sanguíneos que abastecen al pene. Los vasos sanguíneos se dilatan, y a continuación aumenta el flujo de sangre. Una variante más concentrada de la arginina es utilizada para tratar la disfunción eréctil.

Previene el envejecimiento prematuro

Muchos médicos alternativos creen que uno de los beneficios de la papaya es controlar el envejecimiento prematuro. Esta fruta ayuda al cuerpo a digerir los alimentos adecuadamente, y si éste digiere todos los nutrientes que necesita, permanecerá saludable por un tiempo prolongado.

Funciona como purificador

Tomar 150 ml de jugo de papaya, de pepino y de habas verdes alternadamente en horas alternadas por 12 horas puede ser beneficioso para el colon. Al combinarse, estos jugos funcionan como purificadores naturales.

La papaya también es rica en fibra, la cual viaja a través del cuerpo y se adhiere a las toxinas causantes de cáncer de colon. La fibra se deshace de las toxinas en el colon, por lo que en particular esta fruta ayuda a prevenir este tipo de cáncer, todo gracias a sus antioxidantes y su contenido de fibra.

Previene ataques cardíacos y accidentes cardiovasculares

Los antioxidantes en la papaya impiden que el colesterol se oxide. Cuando esto ocurre se forma de placa en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que eventualmente puede desarrollarse y causar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

La fibra es conocida por reducir el colesterol, ya que convierte una sustancia llamada homocisteína en aminoácidos inofensivos que el cuerpo puede procesar; sin este proceso, la homocisteína eventualmente puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos, y causar accidentes cerebrovasculares o ataques al corazón.

Sirve para la inflamación

La papaína y la quimopapaína (enzimas que descomponen proteínas de la papaya) reducen la inflamación y ayudan a la curación de  quemaduras. La papaína descompone proteínas inactivas en la piel y elimina el tejido muerto de las quemaduras. Esto es beneficioso para el organismo, ya que ayuda a sanar las heridas de la piel, alivia la psoriasis, elimina las verrugas, además de tratar la tiña y el herpes labial.

También las vitaminas C, E y los beta-carotenos son buenos para reducir la hinchazón, y como tales, son utilizados para tratar el asma, la osteoartritis y la artritis reumatoide, entre muchas otras enfermedades inflamatorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *